¿Qué tan bueno es el galvanizado en el acero?

Existen varios tipos de acero en el mercado de fabricación, y uno de los más comunes son el acero galvanizado. El acero se crea a partir del carbón o el mineral y luego, cuando se trata, se utiliza en una variedad de aplicaciones. El acero galvanizado se ha utilizado durante casi 2000 años debido a su capacidad incomparable para durar mucho tiempo y resistir la oxidación. El acero galvanizado por inmersión en caliente y el acero galvanizado galvanizado se fabrican con diferentes métodos y sus recubrimientos galvanizados de zinc se corroen de manera completamente diferente.

El acero galvanizado se fabrica cuando el acero al carbono normal se recubre con una fina capa de zinc. Este recubrimiento se crea con uno de dos métodos, electrozincado o inmersión en caliente. Esta capa de zinc ayuda a prevenir la corrosión y el óxido. Por ejemplo, el acero galvanizado cuesta menos que el acero inoxidable, sin embargo, es más débil pero también más económico. El revestimiento protector de zinc de acero galvanizado es ideal para aplicaciones al aire libre que se encuentran cerca del agua salada. La capa de zinc evita que el agua salada entre en contacto con el acero al carbono, salvando al acero de los efectos nocivos del agua salada.

El valor del galvanizado

Sin embargo, en otras aplicaciones al aire libre, el acero galvanizado requerirá más mantenimiento durante largos períodos de tiempo ya que la capa de zinc eventualmente se corroerá. Generalmente, los costos del acero galvanizado son mucho más baratos que otros tipos de acero recubierto, porque es un tipo de metal con una capa delgada de otro compuesto, lo que resulta en un material mucho más liviano. Esto garantiza que si las condiciones climáticas son estables, la vida útil de un revestimiento galvanizado se puede pronosticar correctamente y no habrá sorpresas inesperadas.

Hay varias razones por las que el acero galvanizado es la forma más confiable de protección contra la corrosión. En primer lugar, como reacción metalúrgica natural, una función de la introducción de acero limpio en zinc fundido a una temperatura específica, la galvanización es un proceso que se puede volver a aplicar. Aunque la humedad afecta la corrosión, la temperatura en sí tiene un impacto menor. Los recubrimientos de zinc galvanizado responden bien a temperaturas extremas de frío y calor, principalmente porque sumergir acero en un tanque de zinc fundido a través del proceso de galvanizado en caliente significa que el zinc puede acceder incluso a las áreas más difíciles.

Detalles de un acabado galvanizado

Un beneficio adicional del galvanizado en caliente es que los componentes huecos también se recubren en las superficies internas, lo que significa que una estructura no se corroerá de adentro hacia afuera. Además, el recubrimiento también se acumulará en esquinas y bordes vitales, a diferencia de los recubrimientos cepillados o rociados, que tradicionalmente se adelgazan en estas áreas. Este método se utiliza igualmente para componentes pequeños, asegurándose de que tengan el mismo nivel de protección contra la corrosión que los artículos más grandes, mientras que las estructuras completas reciben una protección completa contra la corrosión.

Además, el galvanizado tiene una resistencia a la abrasión hasta diez veces mejor que los recubrimientos de pintura orgánica. El proceso de inmersión en caliente es único y produce un revestimiento que se adhiere de manera metalúrgica al acero. Como resultado, el acero galvanizado tiene una resistencia superior a los daños mecánicos durante la manipulación, almacenamiento, transporte y montaje. Debido a su unión metalúrgica única, un recubrimiento galvanizado es increíblemente resistente y ofrece un rendimiento excepcional en múltiples capas. También puede ayudar a prevenir daños durante la construcción, donde su dureza puede proteger los componentes durante el transporte u otras actividades.

Proporciona una barrera física que está unida de manera metalúrgica, lo que evita que el acero subyacente se exponga a las condiciones atmosféricas. Este recubrimiento es muy duradero y tiene una fuerza adhesiva hasta siete veces mayor que la de los recubrimientos de pintura orgánica. Es una barrera física robusta que consta de una capa exterior de zinc más blanda que absorberá la carga de impacto inicial y las capas subyacentes de fuertes aleaciones unidas de manera metalúrgica. Un revestimiento galvanizado se desgasta a un ritmo lento y puede proporcionar protección contra la corrosión durante más de 60 años.

Mejoramos precios a mayoritas
¡Llámanos! y un ejecutivo de ventas te atenderá con gusto

¿Necesitas cotizar?

Complete el siguiente formulario y nos contactaremos con usted. Damos precio al instante y mejoramos cotizaciones por escrito.

distribución de acero en mexico
RED DE DISTRIBUCIÓN
  • Estado de México
  • CDMX
  • Aguascalientes
  • Durango
  • Guanajuato
  • Hidalgo
  • Jalisco
  • Morelos
  • Nuevo León
  • Querétaro
  • Puebla
  • Quintana Roo
  • Tabasco
  • Tamaulipas
  • Veracruz
  • Yucatán